Comparte en:
Ese nuevo mojón no es otro que el escandalosamente inconstitucional, fraudulento e inmoral decreto‑ley del gobierno autonómico catalán.