Comparte en:

El artículo 56.2 de la Constitución establece que el título del rey «es el de Rey de España y podrá utilizar los demás que correspondan a la Corona». Uno de ellos es el de rey de Jerusalén.