Comparte en:

Es un hecho incontrovertido que la Corona juega un papel decisivo para comprender nuestro pasado como nación antiquísima, nuestro presente como realidad política viviente, y nuestro futuro como esperanza de unos valores compartidos.