Comparte en:
PSOE y Podemos pretenden reformar la elección de los vocales judiciales del Consejo General del Poder Judicial con una ley anticonstitucional, antidemocrática y, por ende, antieuropea.