Comparte en:

El Poder Judicial y el Tribunal Constitucional podrían convertirse en las últimas instancias para la salvaguarda de los derechos fundamentales, la soberanía del pueblo y la división de poderes.

La última salvaguardia de la igualdad y la libertad

Nota: este artículo se publicó en El Debate de Hoy. Incomprensiblemente, el enlace original se ha redirigido a la portada de El Debate, que, pese a ser de la misma propiedad del anterior, impide, desde el 1 de octubre de 2021, que se pueda leer en línea.