Comparte en:

Ante la magnitud de los hechos probados en el caso de los ERE, sin parangón en la historia de España, la excusa de los condenados es insostenible y letal para la democracia.

Corrupción institucionalizada en el gobierno socialista de Andalucía

Nota: este artículo se publicó en El Debate de Hoy. Incomprensiblemente, el enlace original se ha redirigido a la portada de El Debate, que, pese a ser de la misma propiedad del anterior, impide, desde el 1 de octubre de 2021, que se pueda leer en línea.